Cocinas de otro nivel

Hay marcas que más que marcas parecen caprichos. Porque parecen fabricadas para verdaderos expertos, para profesionales… o para gente con un poco (bastante) más de dinero de lo habitual en la cuenta corriente. Esas marcas visten, efectivamente, cocinas de otro nivel. Algunas de ellas son muy caras y algunas, directamente, son prohibitivas. Pero también hay fabricantes que trabajan en niveles mucho más asequibles para la mayoría de la gente. Veamos hoy algunas de las propuestas que ofrecen, y en qué modo pueden llevar a las cocinas a tener una calidad superior.

 

Tecnologías exclusivas

No hay, al menos que yo sepa, una estadística al respecto, pero sí que me parece poco arriesgado afirmar una cosa: las tecnologías, aplicadas a los electrodomésticos de la casa, van encaminadas no tanto a funciones que mejorarán su trabajo (lavar ropa, controlar la temperatura, etc.), sino a las que faciliten la vida del usuario. Se tiende a la simplificación, como podemos ver con TwistPad, de Neff.

TwistPad consiste en un solo mando circular desde el que se va a poder controlar toda la placa de inducción. ¿No os ha pasado varias veces que habéis colocado un recipiente sobre la placa de inducción y al encenderla os habéis equivocado de la zona de cocción? De este modo ese error prácticamente desaparece. Por otra parte, el modo de subir o bajar la temperatura es mucho más intuitivo, ya que basta con girar levemente el mando a derecha o izquierda, respectivamente.

TwistPad, de Neff (fotografía del fabricante))

Y si por alguna razón se prefiere utilizar la placa al modo tradicional no habría problema. La posibilidad existe. Como tampoco supone un impedimento a la hora de limpiar: para ello no hay más que quitar el mando. De ese modo, además se activa de manera automática la función limpieza y de seguridad antiniños.

Más tecnologías encaminadas a simplificar el trabajo en las cocinas, y sin salirnos de Neff: Slide&Hide. Se trata de un tipo de apertura que hace desaparecer por completo la puerta del horno. De ese modo, y sobre todo cuando lo que hay dentro de la cavidad es muy voluminoso o corremos el riesgo de que se pueda derramar, el usuario gana mucho en comodidad y desde luego (¡recordemos que estamos hablando de un horno!) en seguridad. Otra ventaja importante, con este formato de puerta “invisible” es la facilidad a la hora de limpiar y retirar los restos de comida del interior del aparato.

Pasemos a la otra marca en discordia: Gaggenau. Que también tiene cierta querencia por los electrodomésticos que… desaparecen. Como se ve en los extractores de encimera de la serie AL 400, cuando no se utiliza queda oculto. De nuevo una ventaja a la hora de limpiar la cocina (estas campanas pueden colocarse tanto sobre encimera como enrasadas) y, en este caso además, un volumen menos a la hora de ocupar espacio en la cocina. Por lo que, si ésta es pequeña, resulta un recurso ideal. Además de por poderse ocultar, este aparato se distingue por el silencio a la hora de extraer los malos humos.

AL 400, de Gaggenau (foto de la web del fabricante)

De este fabricante alemán no tiene parangón una gama de equipos de refrigeración, la “Vario cooling Serie 400”. Se trata de un pack de electrodomésticos de conservación que conforman un módulo que se puede combinar de diferentes maneras. Es un conjunto de estilo minimalista pero muy cálido, ya que así es la luz de los focos LED con que está dotado. Esta iluminación es en un tono blanco muy confortable y un interior distribuido de manera totalmente racional y aséptica, que es lo que le da el aspecto minimalista. Esta serie combina los siguientes electrodomésticos: frigoríficos, congeladores, frigoríficos-congeladores y vinotecas.

Y a vueltas con la comodidad. Gaggenau en su especialidad, los hornos, presenta la Serie 400, que aúna un montón de posibilidades. A saber: horno combinado a vapor, módulos calientaplatos, microondas combinado u horno convencional. Además, también su aspecto se sale de lo que solemos ver. Sus puertas sobresalen ligeramente del plano del mueble y no tienen tirador: se abren pulsando la pantalla táctil TTF. Por otra parte, y en esto nos recuerda a su “prima”, la “Vario cooling Serie 400”, también aquí prevalece la filosofía de los aparatos ordenados en módulos. Al horno se sumarían en esta ocasión un aparato de envasado al vacío y una cafetera automática.

Hay otras marcas, otras tecnologías y otras funciones, pero estas son las que indudablemente destacan en el mercado español de gamas altas. No todo el mundo puede permitírselas, pero… todavía podemos soñar. Y, bueno, quién sabe si algún día… ¿no os parece?

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies