Un centro de planchado de otra galaxia

Nos salimos, aunque tampoco demasiado, de la cocina. Vamos a planchar, y vamos a hablar de un tema menos… estético si se quiere. Aunque veremos que en todo podemos encontrar un cierto estilo. Pero en primer lugar y ya que el tema de hoy es el centro de planchado, me parece importante aclarar una cosa fundamental. ¿Cuál es la diferencia entre un centro de planchado y una plancha? Y ya puestos, ¿existen modelos que aúnen el ser chulos con un buen funcionamiento? Pues en este post vamos a ver si sí o si no.

Centro de planchado: mayor autonomía a la hora de planchar

Bonito y práctico. ¿Quién da más?

Punto número uno. ¿Qué plancha mejor? ¿Un centro de planchado o una plancha? Pues bien, ambos planchan igual de bien. El resultado no varía, sino el proceso de planchar, y esa diferencia se encuentra en algo muy concreto: el vapor. Y es que un centro de planchado dispone de

Eso sí, la plancha se recoge con mayor facilidad

Eso sí, la plancha se recoge con mayor facilidad

un depósito de agua muchísimo mayor que el de una plancha, por lo que si las cantidades de ropa que se van a planchar son grandes, un centro de planchado será infinitamente más cómodo y manejable, ya que no tendremos que estar recargando de agua continuamente (lo que a su vez supone un importante ahorro en peligro, que las planchas candentes las carga el diablo y cuanto menos tengamos que manipularlas, pues mejor). Otra molestia que nos vamos a ahorrar proviene de la cantidad de vapor que un centro de planchado expulsa, que es mucho mayor que la de una plancha. ¿Y esto en qué repercute? Pues en que el número de veces que habrá que pasar sobre la misma arruga será mucho menor con el centro.

De todas formas y como tantas veces, parece quedar claro que la mejor opción depende de las circunstancias que nos rodean. A una persona que viva sola, pues… quizá un centro de planchado le queda un tanto grande, mientras que una familia de cuatro miembros con una plancha podrá ir tirando, que al fin y al cabo es lo que se ha hecho desde siempre. Pero desde luego no será la opción que más les facilite la vida.

Eso sí, aunque con un centro el usuario pueda tener un planchado más tranquilo pues estará menos pendiente de recargar, no es menos cierto que es un electrodoméstico mucho más aparatoso, mientras que una plancha es mucho más manejable. Esto también implica que a la hora de recoger, pues una plancha será mucho más sencilla que el armatoste que es un centro de planchado.

¡Casi se me olvida! La otra pega del centro de planchado es la que suele ser la gran pega. Y es que… es sensiblemente más caro que una plancha. Estaríamos hablando de unas tres veces más costoso. Y eso no es moco de pavo. Una cosa más: ¿estos “bichos” son bonitos?

 

 Modelo Bosch Serie I 6 Easy Comfort

Pues la respuesta a la última pregunta del anterior apartado es que como en todo. Hay centros de planchado espantosos y los hay que tienen un diseño un poquito más currado, lo cual siempre es muy de agradecer. Me ha parecido muy bonito uno de Bosch. Ni mucho menos es el único, pero voy a hablar un poco de él para ver qué funciones puede tener uno de estos… sin que además deje de ser bonito.

Función Secure. Esto es en mi opinión lo más importante de este aparato, y de todos los que impliquen calor. ¿Por qué? Porque por encima de todo está la seguridad. Y gracias a esta prestación el centro se desconecta de manera automática después de un tiempo sin ser usado.

Bosch Serie I 6 Easy Comfort

Bosch Serie I 6 Easy Comfort

Calc’nClean Perfect. Es una función destinada al lavado de la propia máquina, puesto que recuerda al usuario que debe darle un repaso. En posts sucesivos veremos lo importante que resulta tener un electrodoméstico limpio.

Ultimate350 PulseSteam. Qué palabros más raros les ponen a estas cosas. El caso es que tiene tres disparos de vapor intensivos. Bien, ¿y eso a efectos prácticos en qué nos interesa? Pues en que el chorro de vapor penetra mucho más en el tejido, lo que contribuye a que el acabado sea mejor, además de que habrá que pasar muchas menos veces la plancha por cada arruga.

Función ECO. Otra de las cosas comunes que debemos buscar en todos los electrodomésticos es una buena eficiencia energética. Es un tema extenso y apasionante, además de muy importante para la conservación del medioambiente. Pero valga con decir de momento, y refiriéndonos sólo a este centro de planchado, que gracias a esta función se llega a lograr un ahorro de energía de más del 20 % respecto a la media de uno de estos aparatos y lo mismo con el agua, pero en un porcentaje mayor: más del 30 %

¡Eh! Y además, a lo que vamos… ¡es bien bonito!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies