Tu casa es inteligente y domótica si…

¿Es posible saber si tu casa es realmente domótica? La respuesta es afirmativa.

Para que una casa sea considerada como un hogar domótico es necesario que cumpla una serie de requisitos. Disponer únicamente de unos sensores para encender o apagar la luz no es suficiente para que pasen el examen. Los mínimos los tiene establecidos la CEDOM (Asociacion Española de Domótica e Inmótica), que tiene a disposición del público en su web la ‘tabla de niveles para evaluación de instalaciones domóticas’, una herramienta perfecta para que una instalación obtenga el visto bueno de AENOR. Pero también le sirve al usuario para conocer dos datos fundamentales acerca de las casas inteligentes y domóticas:

  1. Conocer el nivel de domotización actual de una vivineda.
  2. Definir el nivel de domotización que quiere para su casa.

Control por voz, el futuro de las casas domóticas

Usar esta tabla es relativamente sencillo pero, evidentemente, antes de ponerte con ella (consta de dos columnas, a un lado los componentes y al otro el número que tienes o desear tener). Tal y como explica la CEDOM, para estre procedimiento “se han definido tres niveles basándose en el principio de alcanzar un nivel considerado mínimo (Nivel 1), uno superior considerado intermedio (Nivel 2) y finalmente, el considerado como excelente (Nivel 3)”. El nivel 3 es lo mejor a lo que se puede llegar en la actualidad, ya que supone como mínimo una puntación de 45 y, al menos, 6 aplicaciones instaladas en casa.

Estas variables son más importantes de lo que parecen, porque es importante destacar que unos meros detectores de presencia no hacen una vivienda domótica. Se necesitan algunos elementos imprescindibles para que tenga esta consideración. Para que una casa se considere domótica debe disponer de un “conjunto de tecnologías”, capaces de funcionar de forma autónoma, y todas ellas con una finalidad muy concreta: gestionar eficientemente el uso de la energía, aportar seguridad a la gente que vivie dentro y, además, y fundamental, el sistema y el usuario se tienen que poder comunicar.

La centralita, clave

Es el cerebro de la instalación, la verdadera artífice de que humano y tecnología se puedan comunicar siempre que sea necesario. Además, se encarga de que todos los elementos domóticos hablen un mismo idioma y actúen en sintonía. A la hora de hacerte con una centralita domótica recomendamos que sea capaz de leer varios lenguajes y, si son estandar, mejor que mejor. “Este soporte multiprotocolo protege nuestra inversión de cara al futuro, ya que permite extender el sistema con dispositivos de terceros que hablen cualquiera de los protocolos soportados”, corroboran desde Domotics for Mortals (DOMO4M).

Tal y como aclaran estas mismas fuentes, la central domótica (la reina de todo este sistema) también se encarga de que las conexiones a la red sean seguras, mediante cifrados y encriptaciones.

Como corazón del sistema que es, la central es determinante en las casas inteligentes con domotica. Por el simple hecho de tener que interactuar con ella muchas veces, es bastante útil poder manejarla con facilidad. Por ello, ya es completamente habitual encontrarlas táctiles. Desde la pantalla se pueden comprobar y visualizar datos tan importantes como el consumo, los horarios que tenemos automatizados, o dar órdenes concretas para ejecutar un comando, ya sea encender/apagar luces o subir/bajar persianas.

Las centralitas son cada vez más sencillas. Incluso personas sin una gran formación técnica pueden usar modelos modernos. Llama la atención, entre todo lo que se puede elegir, que es mucho, la centralita de Wattio, que solo requiere conexión a la red para comenzar a trabajar con ella. “Podrás colocarlo sobre una mesa o estantería, o incluso colgarlo de la pared. No necesita instalación: conéctalo y comienza a usar tu sistema”, asegura la marca en su web.

Innovaciones a tener en cuenta

“El hogar conectado es el hogar del futuro”, aseguran desde LG, una marca más que acostumbrada a mostrar al mundo innovaciones relacionadas con este asunto. Como viene siendo habitual, la feria CES de Las Vegas es un espejo perfecto para atisbar lo que se viene encima durante los siguientes meses a su celebracion. Afortunadamente, los fabricantes comienzan a darse cuenta de que la domótica y los hogares inteligentes también se viven desde la cocina, uno de los corazones de cualquier hogar. LG, por ejemplo, ha creado una una nueva gama de altavoces capaces de conectarse a todos los electrodomésticos y dispositivos de la red de una vivienda. Evidentemente, y como muchos se esperaban antes de que lo dijeramos, estos altavoces también funcionarán con Google Assistant.

El frigorífico LG InstaView, el horno EasyClean, el lavavajillas QuadWash o los sistemas de aire acondicionado con funcionalidades ThinQ estarán interconectados para dar respuestas ágiles y útiles a los dueño de una casa. Por ejemplo: el horno informará al lavavajillas de qué menaje está utilizando para que pueda proponer los ajustes de lavado más adecuados. Si estas innovaciones no son confort puro para el usuario…

2 comentarios
  1. Manuel 11/02/2018 Reply
  2. domotica 16/10/2018 Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies