Electrodomésticos especiales

Pues en esto la verdad es que las personas no difieren muchísimo de las cocinas. La cosa es sencilla: así como hay personas que son grandes o pequeñas hasta extremos muy poco habituales (y por favor que nadie se me ofenda, de verdad que lo digo con todo el respeto del mundo) y por lo tanto necesitan tallas especiales, lo mismo sucede con los aparatos.

Aunque generalmente el problema no es que sobre espacio… sino más bien todo el contrario. Cocinas muy estrechas o excesivamente alargadas y, en todo caso, de dimensiones muy reducidas, son las principales clientes. Y más en los últimos años, en los que nos hemos encontrado con casas más pequeñas de las que se construían hace unas décadas. ¡Hay que evolucionar o morir! Veamos un poquito más de este mundo hacia el que los fabricantes llevan años adaptándose. 

Algunos electrodomésticos muy pequeños están pensados para estar sobre una encimera

Medidas especiales y opciones diferentes

Y tanta es la demanda de electrodomésticos con medidas especiales que, conscientes de que cada vez es más sencillo encontrarlos, las constructoras (algunas) ya han adaptado al hacer sus cálculos el tamaño de sus cocinas de modo que las encimeras y, en general, los muebles de las mismas, tengan una profundidad 15 cm menor a la estándar. De modo que se han pasado de los 60 cm, que era la medida de toda la vida, a 45 cm. Y es verdad que 15 cm pueden no parecer gran cosa, pero si echamos las cuentas y en función de la longitud de todo el espacio en que se practique esa profundidad, el ahorro final en cm³ puede ser más que importante.

Esa misma medida se da también en altura, en el caso de los hornos (que pueden llegar a ser casi tan altos como un metro -90 cm-) y en la anchura de los lavavajillas estrechos. Los lavavajillas estándar tienen una anchura de 60 cm. O más bien 59’5 cm si nos ponemos a medir con exactitud, para que exista un espacio entre el aparato y el mueble o electrodoméstico anexo, que en el fondo es una prevención que se tiene con todos los electrodomésticos por movilidad y por seguridad. En cambio, los compactos comparten en muchas ocasiones la anchura estándar o incluso llega a haber lavavajillas compactos de 90 cm de anchura, pero su altura es la que lo cambia todo. Tan bajos son que están diseñados para ser instalados sobre la encimera. Obviamente todo esto redunda en que el número de cubiertos que pueden lavar es mucho menor.

Hay electrodomésticos minúsculos…

Como menor es la carga que admiten las lavadoras estrechas. Y de nuevo nos encontramos con una anchura de 45 cm. Y aún las hay más estrechas, porque aunque son una pequeña minoría, las hay de 40 cm.

Los frigoríficos son, probablemente, el tipo de electrodomésticos en que los fabricantes más han tirado por arriba. Y es que los frigos de anchura mayor que la media son relativamente sencillos de encontrar en los catálogos. Como es evidente, los más anchos son siempre los americanos o side by side, que constan de nevera y congelador anexos la una al otro en vez de una sobre otro. Pus aún así, existen side by side con un ancho especial. Eso sí, estos frigos siempre son más bajos que la mayoría de los frigos combi. Estos últimos, que son los que disponen congelador y frigo en “torreta” pueden variar mucho en altura. Los hay desde los que se pueden meter debajo de una encimera (en cuyo caso no son combis ya que congelador y frigorífico suelen ir unidos detrás de la misma puerta) y ahí ya pueden ser tan bajos como necesitemos, pero también están los de 200 cm o más.

… y los hay muuuyyy grandes.

Pero tal vez lo que más varíe sean las placas de cocina, ya que ello depende enteramente del número de zonas de cocción que se quieran emplear. Actualmente, se ha pasado de vender una mayoría de modelos de cuatro zonas de cocción a los de tres. Y de todas formas, para las cocinas que son superpequeñas también suele haber espacio (cosa que con aparatos como la lavadora no siempre es posible). Se pueden ver esas pequeñas placas alargadas de dos espacios para la cocción, ¡incluso a veces de uno!, en el hueco más chiquitín de la encimera. Tan pequeñas son que incluso se puede prescindir de ellas. Basta con tener una placa portátil.

¡Y en eso sí que no las gana ningún electrodoméstico!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies