Campanas con arte

Las campanas extractoras son, cada vez más, una herramienta a disposición de los usuarios para decorar las cocinas. De hecho, no es exagerado decir que no sólo han abandonado ese rol de patito feo que tuvieron hasta no hace muchos años, sino que se han posicionado como el principal instrumento decorativo en este espacio de las casas.

No, no es exagerado. De hecho, lavadoras, lavavajillas o frigos, por más que puedan tener diseños sofisticados y bonitos, rara vez llegan a alcanzar los niveles estéticos a los que puede llegar una campana. Y sobre todo cuando hablamos de una campana de isla, ya que en ese caso estamos hablando de un enorme aparato en mitad de la cocina, por lo que es mucho más factible que se convierta en foco de atención.

 

La preciosa estética vintafge de Office Gullo (fotografía de la web del fabricante)

Diseños espectaculares

La mayoría de los diseños de este tipo de aparatos son más bien muy modernos, futuristas. Sin embargo, y sin renunciar a funciones que hacen de estas máquinas unas campanas de gama alta, también son tendencia las de tipo vintage, como las de la casa italiana Officine Gullo, ¡que parecen sacadas de una novela de Agatha Christie! El toque definitivo y que mejor las caracteriza es, además de unas formas como de principios de siglo, la característica pátina de  metal pintado al horno.

Las más valoradas son las azules, las de color rojo carruaje y las oscuras. Y pese a su aspecto retro no sólo su capacidad de aspiración es buena, sino también su iluminación, ya que todas ellas tienen luces interiores de tipo led.

Otra casa increíble por sus diseños es Elica. Además de su amor por el diseño queda constancia de su preocupación por la innovación tecnológica en tanto que fue la creadora de la primera campana vertical.

Los diseños más característicos de Elica son los cuadrados con un círculo en el interior. Desde luego, el concepto no puede resultar más simple. Pero quizá por eso mismo resulte tan llamativo, porque tiene una curiosa característica: resulta muy clásico y a la vez muy moderno. Y sumamente variado, ya que en torno a ese mismo concepto nos encontramos con un montón de combinaciones posibles de colores, siempre en tonos apagados y muy agradables.

Los sencillos conceptos de Elica (fotografía de la web del fabricante)

Su tipo de aspiración es perimetral aunque por encargo puede ser de aspiración trasera. De nuevo emplea iluminación led, y es única por la utilización de un filtro de poliuretano para eliminar los malos olores.

También de Elica que, por cierto, de nuevo es un fabricante italiano, el modelo Nuage wall mounted es de una exquisita sencillez. Es, en resumen, una especie de rampa. Pero como los buenos diseños, en su simplicidad se encuentra su genialidad.  Uno de sus principales atractivos es que se puede “camuflar” a la perfección en la cocina, de modo que si el usuario lo desea llega a confundirse con la misma pared. El truco es que este modelo está diseñado de forma que se puede revestir toda la superficie del panel exterior con cartón-yeso, baldosas o pintura. Esto significa que, si se quiere, se puede confundir con la pared sobre la que esté instalado.

Una vez más nos encontramos con la iluminación mediante luces led y además un mando rotativo electrónico intuitivo. En un principio se trata de una campana que filtra el aire, pero si se demanda se puede instalar del tipo de extractora.

Fácilmente camuflable, el modelo Nuage wall mounted (fotografía de la web del fabricante)

Cocinas de ensueño

No obstante y aunque este tipo de campanas sean especialmente llamativas, no en todas las cocinas encajan (no nos engañemos, ¡las cocinas de la gente normal no admiten todo lo que se da por hecho en los catálogos o en las revistas de decoración!)

Lo importante es que todos… aspiremos a que nuestra cocina sea de ensueño. Y con los fabricantes “convencionales” esa posibilidad está a la orden del día.

Ya sea en forma de extractores de techo o como campanas de isla, o decorativas telescópicas, convencionales o incluso como módulos de extracción.

Lo prioritario es, por supuesto, que sea la que sea la que instalemos en nuestra cocina aspire bien el aire sucio. Y para ello debemos pensar en la capacidad de extracción necesaria, que se reduce a una sencilla operación: la superficie total de la cocina en m2 multiplicada por la altura en metros por el número de veces que se renueva el aire en una hora. Tengamos en cuenta que la campana más eficiente haría esa renovación 12 veces en una hora. Así que ya sabes: área x altura x 12.

¡Y por supuesto no dejes de escoger una campana bien bonita!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies