Bienvenidos a las casas inteligentes

Llega el momento de desterrar algunas creencias como la elevada inversión que es necesaria para conseguir una casa inteligente.

En un artículo publicado en El Mundo en 2016, James Dyson, fundador de la compañía de aspiradoras Dyson, lanzó varias predicciones interesantes:

  • “Dentro de 25 años vamos a vivir en casas inteligentes que reaccionarán automáticamente a nuestras cirunstancias, acciones y deseos. Se ajustarán y responderán de forma automática a los cambios de temperatura, de luz y a otros factores externos”.
  • “La robótica tiene un potencial enorme, puede mejorar nuestro trabajo y nuestra vida en casa”.

Manejo de las casas inteligentesLo dijo en 2016, pero parte de la visión que tuvo en aquel momento ya se está cumpliendo. Dyson es uno de los inventores más prestigiosos de nuestro siglo, y tiene desde hace mucho tiempo a gran parte de su empresa trabajando a fondo en el terreno de los hogares conectados. Y no es una decisión que tomará al azar: está convencido de que la burbuja tecnológica no explotará. Y por lo tanto no habría ni que llamarle burbuja. El caso, y lo más importante, es que ya podemos vivir en esas casas que describía, puesto que a día de hoy existen, por ejemplo, sistemas de iluminación que se adaptan a tus emociones.

El mejor ejemplo de que esta predicción es, en parte, una realidad, se puede ver en las grandes ferias por las que se mueve el sector. Por ejemplo en Construmat, una de las ferias más importantes del sector y que se celebra en Barcelona. Gracias a la autorregulación ya se han visto casas que son capaces de contener el gasto energético de tal manera que solo consumen 200 euros al año. A ello se le añande otras funcionalidades que no hace falta ver en las ferias, que ya son visibles en casas como la tuya y como la mia: los electrodomésticos inteligentes están a la orden del día e incluso puertas inteligentes de entrada y de salida.

Y tal como te podías imaginar, una casa con puertas inteligentes necesita de llaves que estén a la altura. Y ahí es otra rendija por la que se ha colado Apple, que siempre está pendiente de los trozos de pastel que se puede comer. Hace tiempo que se dio cuenta de que merecía la pena competir en esta arena tecnológica, y por eso reconstruyó casi desde cero su aplicación Home, para que se convierta en la llave que necesitas para tu casa inteligente. El reformado ‘HomeKit’ llegó con el aterrizaje de iOS 9, pero cuando salió a la luz venía con un pequeño problema incoporado de serie: se tiene que controlar con Siri, los cual limita, por ejemplo, el número de comandos por voz que le podemos comunicar.

Máxima comodidad

Los datos que arrojan los elementos conectados en casa empiezan a dar miedo en algunos aspectos, aunque miedo del bueno. Por ejemplo, en EEUU hay 39 millones de habitante que tienen un altavoz inteligente en casa. En las habitaciones del presente y del futuro el altavoz inteligente será solo un elemento de los muchos que invanden, e invadirán los hogares. Bombillas, cerraduras o termostatos se volverán a imprescindibles.

La comodidad es la etiqueta fundamental de todos estos dispositivos. A estas alturas de la película nadie quiere complicarle la vida a los usuarios. Así que lo mejor es optar por crear televisores plegables o proyectores que pueden convertir cualquier pared blanca en una sala de cine. Busca en la red: existir, existen.

No son tan caras como dicen

Hasta este punto hemos dicho muchas cosas, pero no nos podemos olvidar de que cualquier vivienda inteligente hay que empezarla por el principio: primero hay que dotarla de un cerebro para que funcione. Instalar una centralita domótica es el principio de todo, la bienvenida real a un hogar de estas caracteristicas. Es el elemento clave por excelencia y al que se van añadiendo el resto de elementos que deben tomar decisiones. Y en vista de toda la variedad de gadgets que hemos ido mencionando hasta el momento, cobra más importancia que nunca hacerse con una centralita capaz de leer una gran variedad de lenguajes, que incluyan por supuesto a Google y Apple, ya que Google Thread y el ya mecionado Apple Homekit cada vez tienen más peso en este terreno por mucho que pese en algunos sectores.

¿Hasta aquí todo te ha sonado bonito? Pues siempre hay un ‘pero’: son muchos los que todavía no se animan a tener una casa inteligente en base a la falsa creencia de que es un vicio caro. Es cierto que la domótica, y el mundo conectado en general, no es como comprar una barra de pan, pero no tan caro como se dice. Pero por muchos esfuerzos que se hagan en el sector, todavía hay un 44,15% que creen que domotizar un hogar solo está al alcance de la clase exclusivamente alta.

“Se sigue considerando un lujo, pero hay opciones adaptadas a todos los gustos y presupuestos. La clave está en saber qué hay en el mercado y en saber comparar entre todo ello”, apunta un especialista en domótica en este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies