Alexa y Google Assistant, la batalla está servida

No se puede decir que los asistentes por voz, capaces de cumplir con las ordenes que les envías sin necesidad de usar las manos, sean domótica. Si atendemos a los criterios estrictos que bautizan algo como domótica, no lo son. Pero, evidentemente, forman parte del enorme mundo del Internet de las Cosas (IoT). Por su utilidad, y porque son ejemplos perfectos de cómo la domótica puede conquistar el hogar, han copado portadas e iniciado una interesante guerra entre los principales exponentes. Una batalla que, no hace falta decir, promete grandes emociones.

Batalla entre Alexa y Google por los asistentes de voz

Los asistentes por voz hace tiempo que se posicionaron como una de las innovaciones que más tiempo van a permanecer en nuestras vidas. Han empezado a comer terreno a otras novedades tecnológicas y, si tenemos que hablar de contendientes, estos son los nombres que hay en liza:

  • Alexa, que está a la cabeza en utilidad con la opción de obedecer hasta 25.000 habilidades.
  • Google Assistant, que ha sido sin duda el gran triunfador del CES 2018, como luego podrás ver más a fondo.
  • Siri, que sigue a lo suyo, solo presente en dispositivos Apple.
  • Cortana, que intenta salir de su posicionamiento único en ordenadores.
  • Samsung Bixby, muy cerrado, de momento, a los dispositivos de su marca.

El caso es que todas las marcas quieren que hables con tus electrodomésticos conectados. Y todas ellas llevan el rumbo de instalar al menos una de las opciones anteriores en sus dispositivos/electrodomésticos/aparatos. Pero la duda no es esa, la pregunta es más bien cuál irá escogiendo cada fabricante y cuál se impondrá en esta batalla encarnizada.

Si atendemos a las conclusiones del CES 2018 de Las Vegas, hay dos competidores principales en este terreno, que no son otros que los dos asistentes que dan nombre al post. De hecho, por el número de funcionalidades algunos denominan a Alexa como el “el Android de los asistentes de voz”.

El futuro del IoT es por voz

LG, como casi siempre en este aspecto, es uno de los fabricantes más avanzados en este campo. Hace ya bastante tiempo que integró Alexa en electrodomésticos de alta gama, y ahora -ni cortos ni perezosos- han decidido que muchos de sus aparatos también los ofrecerán con su gran rival (Google Assistant). Tal y como recuerdan desde Xataka, este tipo de productos servirán para “encender la lavadora, conocer la temperatura del frigorífico o programar el lavavajillas con sólo dar las órdenes de voz necesarias”; una prestación que, a buen seguro vemos pronto en otras muchas marcas que ahora funcionan con aplicaciones concretas, como podría ser el caso de Home Connect.

El “ir y venir” de novedades en este sentido es extenso. En pleno CES 2018, cuando decisiones de este tipo tienen una gran repercusión, Amazon abrió la caja de pandora anunciando que Alexa estaría disponible con Windows 10. Y, evidentemente, la reacción no se hizo esperar: Google certificaba que iba a llevar su Assistant hasta algunos modelos de vehículos.

Ford, Volkswagen y Volvo son algunas de las marcas que ya han confirmado que usarán Android Auto, dentro del cual está el Assistant. Pero ojo, Android Auto no será una Tablet al uso ni utilizará igual. Google lo que ha hecho ha sido crear una nueva plataforma, con una nueva interfaz, y nos ofrecerá los resultados con una visibilidad muy parecida a Google Now (mediante tarjetas).

¿Y qué pasa con Siri?

El caso es que, aunque Alexa se haya movido con superioridad durante algún tiempo, a nadie le extraña que Google empiece a recortar posiciones, sobre todo teniendo en cuenta que Android es el SO con el que corren millones de dispositivos a lo largo y ancho del planeta. “El asistente de Google está en otro nivel, gracias a que se ha entrenado con contenido de plataformas globales como YouTube”, dice Andrew Williams, analista especializado en asistentes virtuales, en declaraciones que incluye Expansión México en este artículo.

Y mientras Alexa o Google Assistant comen terreno de forma descontrolada, otros rivales que podrían estar posicionándose muy rápido se han convertido en meras espectadoras. La omnipresente Siri es una de las damnificadas. El asistente por voz de Apple vio la luz bastante tiempo antes que los que hoy son sus rivales. Pero nació como un complemento para interactuar con dispositivos Apple, no como un asistente principal para controlar todos los procesos inteligentes de un hogar. Con la evolución de ‘Home’, Siri ha ganado más protagonismo y permite gestionar dispositivos vinculados con un iPhone o un iPad, pero el caso es que Amazon o Google están creando dispositivos específicos para sus asistentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies