Alarma de intrusión o alarma técnica por humos, incendio, inundación..

Es posible vivir más tranquilo y relajado gracias al yoga o a la meditación. Pero también es posible si vivemos en hogar cada día más seguro. Las intrusiones o los desastres ‘naturales’ son los principales peligros a los que estamos sometidos. No obstante, los moradores de una casa inteligente respiran más tranquilos diariamente. Lo consigue gracias a los sistemas domóticos de alarmas, que hoy en día van más allá de ‘pitar’ si alguien entra donde no debe.

En un hogar inteligente ya se puede simular que hay personas dentro con el encendido y apagado automático de luces. Y también podemos saber si una fuga de gas puede causar una explosión inminente. Los sistemas domóticos de seguridad son los más demandados por los usuarios, no solo por sus prestaciones sino por su facilidad de instalación y manejo. La mayoría se pueden colocar en casa sin obras, sin grandes cableados y su gestión se realiza a través de redes wifi.

domotica casa

Domótica contra desastres naturales

Conscientes de la utilidad de este tipo de servicios, la mayoría de las empresas de alarmas de nuestro país ofrecen a sus clientes alarmas de intrusión, de incendio, inundación o fugas de gas. Alarmas que se instalan a una central y son capaces de generar avisos y tomar las primeras decisiones. Este mismo año, Movistar se aliaba con Huawei para lanzar Movistar Smart Home (solo disponible fuera de España, puesto que dentro de nuestro país opera con Securitas).

Esta alianza es solo una muestra del potencial de los sistemas domóticos de alarmas. Asimismo, las aplicaciones para smartphones tienen mucho que decir también. Apps como Nexho están disponibles gratis para iOS y Android, ofreciendo un control absoluto de la vivienda, con alarmas de inundación, incendio e intrusión incluidas en los parámetros a controlar.

casa inteligente domotica

Para evitar consecuencias graves, la anticipación y la velocidad de reacción son dos elementos vitales ante accidentes en el hogar. Las alarmas domóticas son sistemas muy fiables que se pueden instalar por el propio usuario sin generar grandes cantidades de sudor. Los sensores son una de las piezas fundamentales, y han avanzado tanto que ya son capaces de reconocer una rotura de cristales por intrusión de otras situaciones más comunes como el viento o el golpeo de una pelota. La otra parte importante de todo este asunto son las sirenas. Es la parte central de todo el sistema y puede generar un elevado nivel de ruido (75 y 110 decibelios). Resulta importante reseñar que el objetivo de la sirena no es solo avisar de que algo ocurre, también se intentar hacer desistir a los intrusos de una casa.

Fiabilidad total

Detectar personas que no deberían estar en nuestra casa, el humo de un incendio, una inundación o una nevera que se descongela sin previo aviso es la misión de este tipo de alarmas. ¿Qué nos ofrecen cada una de ellas y qué debemos tener en cuenta?

  • Detectores de presencias: reaccionan ante la energía y el calor que desprende el cuerpo humano. Pueden tener varias utilidades, desde encender y apagar las luces hasta dar vía libre a la sirena de intrusión. No son excesivamente caros, aunque muestran un comportamiento algo más deficiente en exteriores. Cuando los instalamos conviene corroborar que detectan las presencias en la zona que buscamos. En caso de utilizarlos como alarma, los expertos recomiendan que se active cuando el sistema detecte más de una presencia consecutiva, para evitar que el sistema se altere a la mínima.
  • Control perimetral: un complemento perfecto para casas inteligentes de gran tamaño. Instalados en ventanas o puertas, funcionan por contacto magnético. Si se separan abriendo el circuito, este campo envía una señal a la centran domótica. Su instalación es muy sencilla, aunque conviene planificar la colocación de este sistema domótico con tiempo, puesto “lo más complejo es llevar cable para transmitir la señal hasta nuestro equipo domótico”, señalan desde DomoPrac.

casa domotica proyecto

  • Detección de humos: pueden ser ópticos o iónicos. A pesar de que este tipo de sensores tiene como utilidad principal detectar fuegos que no tenemos previstos, son una parte fundamental del sistema de seguridad de una vivienda. Igual que el resto de componentes que analizo hoy, su precio de partida es asequible (60€ en adelante) y muchos incluso funcionan con pilas. Para que funcionen correctamente debemos conocer los puntos clave para su instalación, es decir, cerca de fuentes de calor o de posibles cortocircuitos.
  • Sensor de inundación: abrir los grifos al vecino de abajo ya no es una preocupación. Gracias a su sistema de sonda, esta alarma no solo envía mensajes al propietario, sino que es la responsable de realizar las primeras actuaciones, como por ejemplo cortar el suministro de agua, lanzar la sirena o avisar también a una central receptora. ¡La altura a la que se coloca la sonda es clave! Ya que imagino que nadie desea que la alarma por inundación salte cada vez que fregamos el suelo.

Y vosotros, ¿ya tenéis alguna de estas alarmas en vuestra casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies