Ahorro energético en una casa domótica

¿Cuál es la función principal de la domótica? Si todavía no puedes responder a esta pregunta, podrás hacerlo cuando termines de leer el siguiente post. Descubre cómo la automatización de procesos completamente rutinarios te hacen la vida más fácil y, además, te permiten ahorrar en tus facturas.

Si le preguntas a Google qué aporta la domótica te devolverá infinidad de respuestas, todas ellas con un denominador común: siempre se mencionará el ahorro energético y la eficiencia. Es una de misiones principales, y así lo hacen valer los que hablan de ella.

casas domoticas

La domótica es excepcional para gestionar “inteligentemente” algunas cosas sigues manejando como hace 30 años: “la iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, el riego, los electrodomésticos, etc”, enumeran desde la CEDOM. Gracias a esa gestión, se aprovechan mejor “los recursos naturales, utilizando las tarifas horarias de menor coste, y reduciendo así, la factura energética”, añaden las mismas fuentes.

No solo se gestiona mejor, también aprendemos sobre nuestro comportamiento, ya que los sistemas domóticos ofrecen valiosos datos sobre cómo usamos todos estos elementos y permite que cambiemos los comportamientos menos eficientes hacia el lado opuesto.

No olvidemos tampoco que esta gestión eficiente hace que la domotica convierta un hogar en un espacio “más confortable”, ya que permite gestionar de forma remota o automática algunas actividades rutinarias. Lo vemos a continuación.

Encendido / apagado del clima por ventanas abiertas

Tal y como dice nuestro organismo de cabecera, “la domótica permite abrir, cerrar, apagar, encender, regular… los electrodomésticos, la climatización, ventilación, iluminación natural y artificial”, y así un largo etcétera.

Los sistemas inteligentes para gestionar la climatización de una vivienda están a la orden del día. Puedes manejar en remoto tanto la calefacción como un aire acondicionado, aportan un extra de confort al día a día. Comodidad y ahorro, porque la gestión inteligente del clima hace que, por ejemplo:

  • Se apague automaticamente la calefacción al llegar a una temperatura programada.
  • No se encienda mientras la luz natural ilumina la estancia.
  • Y al contrario: si domotizamos el aire acondicionado se puede enchufar cuando se sobrepasan X grados y, al manejarlo en remoto, lo podemos apagar si alguien no está en una habitación determinada.

Tal y como explican desde Construmatica, lo mejor para una gestión inteligente de la climatización es “dividir su función en zonas independientes de regulación y programación”, ya que en una misma casa las condiciones de temperatura son diferentes entre estancias.

La orientación, la actividad que se realiza en cada habitación o el horario en el que se utiliza también son criterios que se tienen en cuenta a la hora de gestionar el clima. “La programación de la climatización por zonas suele basarse en la definición de perfiles de temperaturas en cada zona”, añaden. Desde esta empresa aseguran que hay hasta tres niveles de temperatura (lo más comunes)

  • Nivel de temperatura de confort.
  • Nivel de temperatura de economía.
  • Nivel de temperatura antihelada.

Invertir ahora para ahorrar después

Domotizar una vivienda para gestionar de forma inteligente este tipo de procesos requiere de cierta inversión, aunque los expertos apuntan a que no tiene porque ser muy elevada. Con el paso del tiempo, la domótica se democratizado y, además, seguirá siendo escalable durante mucho tiempo.

Un ejemplo muy sencillo lo encontramos en los electrodomésticos. Ahora mismo, podrías acudir a cualquier tienda y hacerte, sin problemas, con un buen ramillete de electrodomésticos inteligentes de última generación. Eso sí, si sabes acudir en búsqueda de las marcas adecuadas. Para empezar, este tipo de aparatos no se fabrican precisamente en el rango de calificaciones más bajas, sino todo lo contrario. Además, llevan incorporadas una serie de funciones que te permite ahorrar tiempo y dinero.

Pongamos como ejemplo una lavadora de las que funcionan con Home Connect, la aplicación para electrodomésticos inteligentes de Siemens y Bosch:

  • Con esta lavadora ya no tienes que estar delante del panel de control para hacerla funcionar. Lo puedes hacer mientras te tomas unas cervezas en el bar.
  • La lavadora sabe identificar a la perfección qué tipo de ropa hay dentro del tambor y el nivel de suciedad, y de esta forma decide -sin interacción humana- cuánto detergente necesita gastar y el nivel de agua necesario para una colada óptima.
  • Cuando acabe, te enviará a tu teléfono móvil una notificación y te dirá que ella ya ha terminado su misión. Y que te toca tender a ti porque, de momento, no hay domotica que te libre de las cuerdas y las pinzas.

¿Merece la pena tener una vivienda domótica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies