¿Ahorras dinero con una casa domótica?

¿De verdad la domótica sirve para optimizar los consumos de agua y luz en el hogar? Veamos que se puede decir al respecto.

Según el Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), en España nos gastamos unos 900€ (cada hogar en función de sus ‘cosas’) en consumo de luz: pasamos los 200€ en calefacción, un puñado de euros (104, más o menos) en iluminación propiamente dicha y superamos holgadamente los 300€ en electrodomésticos. Reducir esa cantidad de dinero que gastamos en determinados frentes es muy importante para las finanzas de un hogar.

“Un hogar medio consume unos 4 000 kWh al año” (IDAE)

Caminos para alcanzar la eficiencia energética hay muchos, pero algunos más efectivos que otros. No obstante, lo importante es comenzar en ello. Preocuparte por generar menos residuos, gastar menos recursos y cuidar un poco más el planeta en el que vivimos en una gran decisión. Y los pequeños gestos también tienen mucho valor. Pero, si quieres avanzar y pasar a los grandes gestos, o quieres pasar directamente a una vida eficiente por la puerta grande, puedes acortar el camino y pasar directamente al campo de la domótica como vía para ahorrar.

Luz domotica

No se debe olvidar que, tal como recuerdan las mismas fuentes, “el creciente consumo de energía y la limitación de los recursos energéticos generan efectos negativos en el medio ambiente” que podemos ver reflejados en los precios de la energía que “tienden a subir” y en el medio ambiente. Con los elementos conectados de los que comenzamos a hablar desde la próxima línea se pueden mitigar los costes del ascenso del precio de la energía y, a su vez, “disminuir el impacto negativo” sobre nuestro entorno.

Cómo ahorrar tiempo y dinero gracias a la instalación de aplicaciones domóticas en una vivienda:

  • Sistemas de iluminación eficiente que se adaptan a la luz solar.
  • Detectores de presencia.
  • Control de toldos y persianas para aprovechar al máximo las variaciones de luz y de temperatura.
  • Apagado exterior/interior automático de las luces en determinados horarios.

Son, a grandes rasgos, cosas que se pueden conseguir con la domótica y que, sin duda, ahorran dinero. Igual que se pueden secuenciar el encendido y el apagado de la luz, lo mismo se puede decir de los electrodomésticos. La ventaja de los electrodomésticos conectados no es solamente que los puedes gestionar desde el teléfono móvil, sino poder gestionar su uso, por ejemplo, en los horarios de luz más baratos. Si programas siempre el lavavajillas para que funcione en las horas de tarificación valle (o incluso las que tienes gratis, en función de tu compañía) conseguirás ahorrar sin darte cuenta.

Ahorro en el día a día

“Si tienes vivienda con jardín, con un riego inteligente a través de un sensor de humedad o de lluvia regando sólo cuando es necesario. También, con grifos inteligentes que regulan el caudal y la temperatura del agua”, son palabras de un estudio de arquitectura para Idealista. Y representan solo una peqeña muestra de lo que se pueden conseguir rutinariamente para optimizar también el consumo de agua.

En este aspecto, los electrodomésticos conectados también tienen mucho que decir. Partimos de la base de que un lavavajillas o una lavadora A++ -o superior- ya consumen solo el agua justa y necesaria (algunos lavavajillas solo necesitan 9,5 litros de agua para dejar limpios los platos), pero si además te informan del programa más oportuno en función de la carga, programan la fase de prelavada solo si detectan que es necesario, o te avisan de que el el momento de recargar la sal y/o el detergente, el ahorro de agua es exponencial al grado de eso que le demos a este tipo de prestaciones.

En definitiva, una smart home tiene que servir, sobre todo, para ser más eficiente. Pero en sentido amplio porque no solo vale decir: “yo ahorro en la factura de la luz”. Hay que ahorrar en la luz y el agua, pero también saber qué decisiones tomar y en qué momento tomarlas. No olvides que “mediante la monitorización de consumos, se obtiene la información necesaria para modificar los hábitos y aumentar el ahorro y la eficiencia”, tal y como sostienen desde la CEDOM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies